Saltar al contenido

Trading de alta frecuencia

High Frequency Trading

El trading de alta frecuencia, La mayoría de traders no conoce este tipo de trading. Hay muchos que llevan años en el trading, incluso hacen trading automático y no han descubierto más allá.

No pasa nada, es normal porque este trading no es para los mortales y además se intenta esconder desde las altas esferas.

¿Qué es el trading de alta frecuencia?

Lo podemos clasificar como el trading más rápido del mundo. Se trata de robots abriendo y cerrando millones de operaciones en milésimas de segundo.

En los mercados financieros prima mucho la velocidad, y el más rápido es el que más pastel se lleva, con lo que imagina cuánto ganan las empresas propietarias de estas máquinas, por cierto, ¿quiénes son?

Son grandes fondos de inversión que pueden desembolsar cantidades ingentes de dinero para crearse una estructura de robots que son muy rápidos. Además, se tienen que posicionar físicamente cerca de las bolsas donde van a operar, es decir, donde van a enviar las órdenes.

Por lo tanto, lo que hacen es comprar o alquilar oficinas a pocos metros de estas. Incluso hay algunos servicios que ya les ofrecen estar conectados a los servidores de las bolsas por cable para que no pierdan ninguna milésima de segundo.

Aunque no sea muy conocido, te vas a sorprender que este tipo de trading hace más de un tercio de las operaciones diarias en la bolsa de EEUU. Es decir, los mercados financieros están dominados por los robots de alta frecuencia, luego por los robots que no son de alta frecuencia y por último están los traders discrecionales.

Es una realidad que hay que asumir y tomar las acciones correspondientes para sacar provecho de ella. En un futuro no muy lejano, los mercados serán operados por máquinas, y la función del trader será crear estos robots y controlarlos (no los de alta frecuencia, ya que esos están fuera del alcance)

Pero, ¿Cómo consiguen ganar tanto en tan pocos segundos?

Desarrollan algoritmos basados en todos los datos de los que se disponen en los mercados financieros y programan unas reglas que detectan movimientos rápidos del mercado.

Ahora también están surgiendo algunos movimientos que dicen que también manipulan el mercado con estos algoritmos y que por eso es tan rentable, pero de todo eso no hay nada demostrado.

Una vez ya conocemos por encima cómo funciona y qué es lo que hace el trading de alta frecuencia, vamos a ver qué peligro puede tener para los mercados.

El caso más reciente y que todavía se recuerda por su gravedad, fue el 6 de mayo de 2010, cuando la bolsa de Nueva York bajó cientos de puntos en 2 minutos, fue una caída de un 9% y todavía nadie sabe a ciencia cierta explicar por qué ocurrió, pero hasta la fecha es la caída más pronunciada y en tan poco tiempo de la historia de los mercados financieros.

Se solucionó porque cerraron las cotizaciones durante 5 segundos para que se parara el pánico y todo volviera a la normalidad.

La versión no oficial es que se produjo por un algoritmo de alta frecuencia que vendió en masa muchos contratos del Dow Jones, lo que contagió a todos los demás algoritmos al activarse sus señales de venta, con lo que se vendieron varios miles de millones de dólares en muy poco tiempo.

Como es obvió, ésto presionó la cotización hacia mínimos y no había una explicación lógica para lo que estaba ocurriendo. La crisis duró 15 minutos, pero dejó huella en los mercados y muchos millones de dólares cambiaron de manos en cuestión de pocos minutos, haciendo que algunos se alegraran mucho y otros perdieran hasta la camisa.

Ésto es lo que se dice malo del trading de alta frecuencia, pero también hay versiones que dicen que gracias al trading de alta frecuencia se han disminuído las comisiones de operación, suministran liquidez constante al mercado y han hecho posible que los mercados lleguen a todas las personas que quieran invertir.