Trading de Alta Frecuencia (HFT)

¿Qué es Trading de Alta Frecuencia?

La definición de Trading de Alta Frecuencia es relativamente simple, también conocida como High Frequency Trading (HFT), es un tipo de negociación bursátil cuantitativa con duración muy pequeña, normalmente segundos, y repetida miles de veces al día.

Pero lo cierto es que esta definición de libro no llega a explicar correctamente el funcionamiento ni la magnitud de este tipo de operativa, ni que es la alta frecuencia en sí.

El nacimiento de los intercambios electrónicos, la informatización del NYSE, NASDAQ y otras casas de cambio conocidas no sólo trajo una revolución para los operadores minoristas, los cuales empezaron a operar desde sus casas con un ordenador.

También fue una época que cambió el trading institucional, abriendo una oportunidad en el mundo de los arbitrajes a muy corto plazo (link al artículo).

Por este motivo las opiniones del trading de alta frecuencia son muy diversas, y mientras que algunos defienden que es beneficioso por aportar liquidez al mercado, otros hablan del flash crash de Mayo de 2010.

trading de alta frecuencia opiniones
Flash Crash: Mayo de 2010

¿Cómo Hacer Trading de Alta Frecuencia?

Para entender el Trading de Alta Frecuencia vamos a remontarnos al origen de su popularidad.

Año 2006, empieza un periodo de locura en los grandes bancos de inversión, todos quieren reducir su latencia respecto a las casas de cambio en Nueva York y Chicago.

Se realizan obras, y se pagan exorbitantes sumas de dinero para pasar cables de fibra óptica por el subsuelo de varios edificios y ciudades, nadie quiere quedarse fuera, todas las firmas quieren un lugar en los servidores de el exchange.

Esta carrera cobra sentido, las bolsas baten un récord en volumen de negociación, y empiezan a ser más amplias que nunca las oportunidades de arbitraje entre otras ideas.

Entonces, una vez implementada esta infraestructura, nacen varias modalidades nuevas de trading, como siempre bajo las mismas características.

Son algoritmos, los cuales tienen una latencia ínfima respecto a la casa de operaciones, algunos actualmente alojados dentro de esta casa, y otros siguen utilizando las infraestructuras iniciales.

Una de las principales características del trading de alta frecuencia es que no buscarán operar de forma tendencial, siempre son relacionados con arbitrajes, market making y front-running.

Tenemos claro que en pocos segundos son capaces de entrar y salir del mercado varias veces, pero todavía no conocemos los propósitos exactos, vamos a verlos.

Arbitraje

Uno de los propósitos principales de un sistema HFT es poder realizar arbitrajes en un tiempo récord, especialmente entre varias casas de cambio de acciones.

Existen títulos bursátiles que llegan a cotizar hasta en 13 casas de cambio, y este tipo de sistemas estará monitoreando constantemente sus precios y liquidez para estar constantemente explotando diferencias entre precios.

Otro tipo de arbitraje por los que se han hecho realmente famosos es por los arbitrajes de latencia y su participación en el mercado de futuros, pero de eso hablaremos en la sección de Front-Running.

Market Making

El concepto de market maker solemos asociarlos a dudosos brokers de Forex, pero este término es más amplio aún.

Una práctica muy común de los sistemas de trading de alta frecuencia es la creación de mercado, como hemos podido comprobar no hace mucho con el broker RobinHood.

Este tipo de firmas adquieren la liquidez de los famosos brokers gratuitos con la intención de darles peores precios y aprovechar su flujo de órdenes para obtener beneficios.

Mientras que al cliente no se le cobran comisiones, tendrán mayores spreads e incluso alteraciones en la cotización o precios obtenidos.

Todo esto, tanto el arbitraje como el market making están relacionados con el siguiente punto.

Front-Running

Ésta técnica engloba los puntos anteriores y demuestra el punto quizá más oscuro de los sistemas de alta frecuencia, la definición de Front-Running está implícita en su propio nombre.

Estos algoritmos corren para posicionarse los primeros en ciertos momentos donde pueden existir desequilibrios en el precio dado que son los primeros en saberlo.

Imaginemos que alguien quiere comprar un valor nominal de tres millones de dólares en acciones de Amazon, un ejemplo excesivo pero útil para nuestro caso.

En el momento que sea detectada una orden de tamaño excesivo, los sistemas de alta frecuencia entrarán a comprar sabiendo que una orden así desplazará el precio.

Este concepto tan criticado existía antes de los programas de alta frecuencia mediante los sistemas de Open Outcry en los parqués bursátiles, y actualmente se utilizan algoritmos para camuflar estos bloques de órdenes, aunque siguen siendo detectadas.

Otro ejemplo sería con la liquidez market maker, y es que, si un cliente de una de estas firmas quiere comprar activos poco líquidos, el precio será desplazado mediante estas prácticas para obtener un beneficio mayor.

Las técnicas de Front-Running son muchas, y algunas incluso están disponibles para operadores minoristas, como podrían ser las relacionadas con el libro de órdenes y las anomalías de órdenes pendientes, pese a que la mayoría son algoritmos de trading de alta frecuencia.

¿Cómo Afecta al Mercado?

Pese a la concepción que existe de estos sistemas, podemos considerar que su impacto general en el mercado es positivo, y más para los traders donde nos reporta beneficios interesantes a nivel de precio y liquidez.

Aportan una liquidez muy grande, haciendo que existan pocos gaps y las horquillas de los contratos, valores y pares de divisas más negociados siempre sea pequeña. Cada sistema puede mover millones de dólares en escasos minutos.

Sirven como amplificadores de volatilidad, dado que en movimientos grandes estarán haciendo front-running y desplazando el precio junto a las órdenes originales.

Por supuesto, también tienen efectos negativos, aunque con el tiempo han sido paliados, como pudo ser el flash crash de 2010, donde estos sistemas entraron provocando un efecto en cadena provocando una caída de las bolsas de más de un 9% en pocos minutos.

En este caso, este problema fue causado por un solo trader que mediante un programa informático consiguió engañar a este tipo de algoritmos.

Estos efectos han sido paliados con niveles de parada o halts cuando existen caídas excesivas en los mercados financieros, los cuales hemos podido comprobar en el último mercado bajista este año 2020.

Ventajas del Trading de Alta Frecuencia

Como hemos visto, la alta frecuencia trae beneficios en base a la liquidez aportada y la volatilidad causada en momentos amplios, pero existen más, o mejor dicho, estos beneficios son ampliados por una cadena de factores.

Debido a esto, lo primero es que la ejecución de órdenes en los mercados es más rápida, debido a una liquidez siempre disponible nuestras órdenes se ejecutarán de manera casi instantánea. 

Para aquellos que no conozcan cómo era el mercado hace veinte años, las órdenes podían llegar a tener un retraso de minutos, debido a que el cruce era más lento, la liquidez menor y si hablamos de órdenes limitadas, el tiempo aumentaba.

Estas mejoras de ejecución, junto a la democratización del acceso a datos han creado nuevas formas de operar como los sistemas basados en order-flow, los cuales aportan aún mayores movimientos tendenciales al mercado.

Desventajas del Trading de Alta Frecuencia

Actos como el flash crash, y las consecuencias subyacentes fueron devastadoras, las acciones de Procter & Gamble cayeron más de un 30% en cuestión de minutos.

Y si esto hubiese continuado esta compañía hubiese sido declarada en quiebra debido a la frecuencia de uso y negociación.

Todos los cambios en la microestructura del mercado tienen consecuencias, y aunque los Flash crash hayan sido paliados, existe un cambio respecto a ineficiencias de mercado, donde algunas han desaparecido, junto a las formas de análisis tradicional, para la creación de otras.

Esto no es un inconveniente en sí, especialmente para aquellos que utilizamos técnicas de minería de datos o trading inteligente, pero sí pone en riesgo a determinados tipos de operadores, especialmente a aquellos discrecionales con métodos más clásicos.

Y es que de hecho, cabe mencionar, que muchos de estos sistemas también han sido optimizados mediante técnicas de minería de datos.

Conclusión

Como podemos apreciar, este tipo de sistemas se han hecho un hueco en el mercado y han venido para quedarse, con sus ventajas e inconvenientes.

Conociendo cómo funcionan podemos entender el tipo de prácticas por las que pasa el mercado e intentar explotar ineficiencias relacionadas con estas, o aumentar el plazo temporal de las operaciones.

Si algo está claro, es que si no fuese por estas prácticas, el mercado tal y como existe no lo conoceríamos, y que siempre han existido formas de tener información más rápido que los demás, primero en el parqué y ahora en la época de la alta frecuencia.

Por último, adjuntamos un documental muy interesante, aunque con tintes sensacionalistas, merece la pena su visionado para entender como funciona un programa de alta frecuencia:

Sistemas Inversores.