Saltar al contenido

Especulación vs Inversión

inversion y especulación

Estamos acostumbrados a escuchar que invertir y especular no es lo mismo, pero ¿por qué no es lo mismo?. Al final es comprar algo esperando ganarle una rentabilidad, ¿no?

Efectivamente, en ese aspecto es exactamente lo mismo, pero influyen más factores que tenemos que tener en cuenta.

Lo primero que nos viene a la mente es que especular es el corto plazo e invertir es a largo plazo.

También se nos viene a la mente el riesgo, es decir la inversión conlleva normalmente menos riesgo que la especulación.

Asimismo, esto conlleva que la inversión son menos operaciones y de mucha mayor rentabilidad y la especulación son muchas más operaciones con menores beneficios.

Inversión y especulación según Benjamin Graham

Una vez visto todo lo que se podría pensar de forma lógica y cualquier hijo de vecino te lo podría decir, pasamos a analizar lo que dice un profesional de los mercados de su época como fue Benjamin Graham en su libro El inversor inteligente (Clásicos Deusto de Inversión y Finanzas).

Para él, una inversión tiene que tener un análisis exhaustivo, ofrecer una seguridad y un rendimiento.

¿Qué quiere decir todo esto? ¡Existen las inversiones con seguridad y rendimiento asegurado!

Sentimos decirte que no.

Cuando habla de análisis exhaustivo, se refiera a que se haya analizado el valor de la empresa de forma empírica y de la forma más exhaustiva posible, siempre tienes que saber donde estás poniendo tu dinero en el caso de una inversión.

En cuanto a la seguridad en la inversión, quiere decir que en variaciones normales del mercado o comportamientos razonables de este, nuestra inversión no correrá peligro y nosotros no nos pondremos nerviosos.

Que tenga un rendimiento es lo que todos conocemos, que se consigan beneficios. Graham habla de un rendimiento adecuado, pero dice que el rendimiento adecuado es el que cada inversor esté dispuesto a aceptar, por lo que esta parte queda un poco a la subjetividad.

Él dice que todo lo que no cumpla estas tres características, será especulación.

 

Invertir sin especular

La teoría es muy bonita, pero ¿es posible invertir sin especular?

¿Realmente se pueden considerar dos teorías separadas, o una incluye la otra?

Es decir, toda inversión tiene un carácter especulativo, ya que realmente no llegas a controlar todas las variables anteriores, aunque tengas un análisis del todo exhaustivo. Además, nunca se sabe lo que puede ocurrir en el futuro en los mercados financieros.

Por lo tanto, una inversión siempre implica que está especulando en mayor o menor grado, de lo que se trata para los que se consideran inversores, es minimizar la especulación para maximizar la seguridad en sus inversiones.

Errores que confunden a los traders

Como ya hemos hablado, los dos términos no se pueden considerar separados. No obstante, sí que hay características únicas de cada uno.

Esto induce a errores a muchos traders y a veces confunden lo que están haciendo.

El primer fallo que cometen es que suelen estar especulando cuando ellos creen que están invirtiendo, o peor aún, cuando saben que están especulando y su operación se les vuelve muy en contra sin haberla cerrado y ya la dejan como “inversión”.

Otro fallo es que muchos se creen que están especulando de forma seria cuando en realidad carecen de muchos conocimientos necesarios para alcanzar el éxito en esta disciplina.

Y el fallo que consideramos más nefasto y que destruye a la mayoría de traders, es que muchos arriesgan más de lo que se pueden permitir, o ni siquiera saben cuánto pueden permitirse arriesgar por cada operación.

Si quieres ser trader tienes que tener en cuenta todo esto, y puedes tener cuentas de especulación e inversión si tienes claras las diferencias, pero nunca debes entremezclar estas cuentas porque siempre se deben regir por distintas directrices.

Por lo tanto, podemos concluir que el modo inversor pretenden comprar valor y obtener una rentabilidad de los activos que se han invertido de varias formas, como en dividendos, pagos de swaps, etc.

El especulador lo que quiere es ganar con movimientos cortos del precio y no sabe realmente lo que está comprando tienen valor o no, simplemente intuye que el precio va a tener un movimiento, y como hemos dicho anteriormente, algunos especuladores sin experiencia suelen convertir sus operaciones en inversiones sin darse cuenta.

La gran diferencia entre especular e invertir

Como ya hemos comprobado a nivel teórico, la gran diferencia es que el inversor compra valor y el especulador compra precio.

¿Pero en qué afecta esto?

Normalmente está en la gestión de las posiciones.

El inversor al comprar valor, puede volver a comprar cuando el precio va en su compra, ya que según su teoría el activo tiene un valor independientemente del precio en el que esté, por lo que si el precio baja tiene sentido que vuelva a invertir para mejorar su inversión.

Esto a nivel especulativo es nefasto, ya que estamos hablando de una martingala que en todas sus versiones llevan al desastre a cualquier cuenta de trading.

De aquí se deduce cuál sería la gestión de la posición en el caso del especulador, que sería la de cerrar la posición en el caso de que el precio se ponga en su contra y buscar otra oportunidad para ganarle al mercado.

La pregunta del millón: ¿Qué es más rentable?

Esta es la primera pregunta que se hace todo trader, ¿en qué me centro para sacar más rendimiento a mi tiempo?

Por lo menos esta debería ser la primera pregunta a hacerse, aunque la mayoría de traders pasa de esta y se va a la especulación pura sin saberlo, porque es lo que más se vende y más llama la atención.

Realmente no pasa nada porque se empiece por la especulación, ya que no hay nada que pruebe que la inversión es más rentable que la especulación y viceversa.

Como ejemplo, tenemos a dos hombres más conocidos en los mercados financieros y ambos han alcanzado el éxito en sus disciplinas.

Uno es Warren Buffett, que se considera como inversor, ya que él compra valor al comprar acciones de empresas que analiza, conoce y cree que su valor es mayor a lo que el mercado les otorga en este momento.

El otro ejemplo es George Soros, que se le suele asociar al mayor especulador del mundo por su famoso caso en la casi quiebra del banco de Inglaterra en su apuesta contra la libra esterlina.

¿Qué tipo de trader eres tú?

Como conclusión, podemos decir que lo importante es analizarse a uno mismo y conocer lo que realmente se está haciendo para tomar las mejores decisiones y no formar parte de la mayoría de traders que fracasan en sus primeros meses de profesión.